Incursión Al Arte

Arquitectura

Viernes, 6 Marzo 2020

La arquitectura luminosa y sin alardes de las ganadoras del premio Pritzker 2020 en 11 edificios


premio pritzker 2020

Shelley McNamara (1952) e Yvonne Farrell (1951) en la Escuela de Arquitectura de la Universidad College Dublin (UCD), en 1974. Allí estudiaron con maestros racionalistas recién llegados a la facultad con el encargo de renovar la institución. Al terminar la carrera, ambas recibieron una oferta para dar clases en la escuela. Poco después, fundaron el estudio Grafton Architects (1978), desde el que llevan más de 40 años realizando proyectos, sobre todo, locales y con vocación de servicio. Una arquitectura en la que la luz natural, como reflejo del paso del tiempo y elemento de conexión con el exterior es una constante.

 

premio pritzker 2020

Delimitada por una autopista por un lado, y por una zona de la ciudad de poca altura por el otro, la Universidad de Tecnología e Ingeniería de Lima (UTEC) se ubica en un edificio vertical y capeado, inspirado en las colinas de la ciudad.

 

premio pritzker 2020

Para la UTEC, las arquitectas diseñaron un edificio muscular con acabados de hormigón en bruto que para algunos adquiere cierto caractr brutalista. La estructura y los espacios arquitectónicos trabajan conjuntamente para formar un nuevo paisaje. La sección del edificio crea de forma natural numerosos espacios de enecuentro con una escala humana.

 

premio pritzker 2020

Urban Institute of Ireland (2002), situado junto al campus de la University College Dublin (UCD), en la capital irlandesa. Azulejos de terracota, ladrillo rojo y zócalos de granito dan lugar a una piel con toques artesanos, creando un interesante efecto visual en el cambio de materiales. 

 

premio pritzker 2020

El edificio del Urban Institute se lavanta sobre una planta principal a dos alturas, compuesta por laboratorios y aulas de investigación, con orientación este y oeste, mientras que el nivel superior se orienta hacia el noroeste, dando lugar a un sorprendente e interesante grado de complejidad espacial.

 

premio pritzker 2020

Diseñado para fomentar un discurso integrador, el Instituto de la Vivienda de Irlanda acoge a ingenieros, urbanistas, arquitectos, geógrafos y economistas.

 

premio pritzker 2020

Town House, en la Universidad de Kingston, en Reino Unido (2019). El nuevo edificio de seis plantas hace las veces de puerta entrada para el campus de la ciudad y de fortaleza sobre el río Thames. Los interiores abiertos se unifican por la envoltura de columnatas de piedra del exterior.

 

premio pritzker 2020

El interior del Town House Building está compuesto por grandes salas interconectadas y espacios de doble y triple altura que se superponen, física y visualmente. El vestíbulo de entrada se extiende casi hasta la altura total del edificio, con escaleras suspendidas de las placas del piso, agregando un toque escultórico y tejiendo físicamente las capas del edificio. Para Farrell y McNamara, la universidad es como una pequeña urbe, de modo que en este edificio se superponen tres capas: “La administración y los profesionales, las instalaciones formativas y la ciudad”.

 

premio pritzker 2020

Escuela de Económicas de la Universidad de Toulouse (2019). Situado en un codo del Canal de Garona, el nuevo edificio de la facultad es, según las arquitectas, “una composición de los elementos característicos de Toulouse reinterpretados: contrafuertes, rampas, frescos e interiores misteriosos, con claustros y patios”.

 

premio pritzker 2020

Este edificio de la Universidad de Toulouse se eleva siete plantas sobre el nivel del suelo y suma dos más bajo tierra. El estudio Grafton Architects quiso diseñar un espacio para la investigación y la educación en el que fuera agradable trabajar y, por ello, llevó a cabo una estrategia de patios que favorecieran la entrada de luz y aire naturales.

 

premio pritzker 2020

Biblioteca Municipal en el Centro Cultural de Parnell Square, en Dublín (actualmente en construcción). Se prevé que este edificio de 8.000 mtros cuadrados reciba 3.000 visitantes diarios, pues dará servicio al área central de Dublín, con 1,2 millones de habitantes. “La biblioteca consiste en la renovación de las edificaciones originales del siglo XVIII, y sus espacios maravillosamente proporcionales, a las que se añade un cuerpo del siglo XXI, uniendo lo tradicional y lo contemporáneo de un modo excitante”, describen sus creadoras. 

 

premio pritzker 2020

Oficinas del Departamento de Finanzas, en Dublín (2009). Situada en el centro de la capital, “esta sede forma parte de una tradición arquitectónica en Dublín, donde los edificios importantes negocian cambios dramáticos de escala en los cruces del paisaje urbano de la ciudad”, han explicado las arquitectas. La cuidadosa elección de los materiales otorga elegancia y solidez al edificio, algo que se refleja especialmente en la puerta de entrada de bronce artesanal y la piedra caliza irlandesa del exterior.

 

premio pritzker 2020

Institut Mines Télécom, en París. Un edificio de 46.000 metros cuadrados que acoge tres instituciones universitarias –Institut Mines Télécom, Télécom Paristech y Télécom Sud-Paris–, donde se reúnen estudiantes, profesores y eruditos. La luz entra generosamente por sus espacios despejados, muros acristalados, ventanas y techos abiertos.

 

premio pritzker 2020

Facultad de Medicina de la Universidad de Limerick (Irlanda). Conectada al campus preexistente por un puente peatonal, la nueva facultad incluye una serie de tres residencias de ladrillo rojo, también diseñadas por las arquitectas, así como un espacio público abierto destinado a servir como un nuevo punto focal. 

 

premio pritzker 2020

El muro exterior de piedra caliza del edificio principal de la Facultad de Medicina de Limerick, un material nativo de la zona, está “doblado, perfilado y en capas que responden a la orientación, el sol, el viento, la lluvia y la actividad pública”. El edificio de cuatro pisos incluye un atrio de doble altura y una amplia escalera abierta, que permite a los ocupantes ver todos los niveles desde abajo y desde arriba.

 

premio pritzker 2020

Colegio Público Loreto (2006), en Milford (Irlanda). Situada en un pequeño pueblo en el extremo noroeste del país, esta escuela acoge a más 700 estudiantes. Las diferentes alas del edificio se disponen como un molinete y crean múltiples “habitaciones” al aire libre que están protegidas de los vientos, y que pueden ser utilizadas de muchas maneras por estudiantes, profesores y personal.

 

premio pritzker 2020

El techo ondulado de zinc del Colegio Loreto refleja el espectacular paisaje inclinado del lugar y “la luz y el aire se dibujan entre los pliegues de esta ondulación”.

 

premio pritzker 2020

Escuela de Económicas y Ciencias políticas de Londres (en construcción). “Dado que la construcción albergará el Instituto Marshall de Filantropía y Emprendimiento Social”, cuentan las arquitectas, “el espíritu del edificio y los espacios debe representar una visión de diversidad, apertura, inclusión y amor a la humanidad”. 

 

premio pritzker 2020

Universita Luigi Bocconi (2008), en Milán. Este edificio, ganador del World Building of the Year (premio al mejor edificio del año), ocupa una manzana entera de la ciudad. El diseño de las arquitectas parece el de un campus de pabellones y patios con una configuración vertical en lugar de horizontal. Las salas de conferencias y de reuniones, las oficinas, la biblioteca y la cafetería están proyectadas para albergar a 1.000 profesores y estudiantes, creando un sentimiento de comunidad desde dentro y hacia fuera, gracias también a las facilidades de conexión con la ciudad.

 

premio pritzker 2020

Dentro de la gigantesca masa de piedra que es el edificio de la Universita Luigi Bocconi los espacios abiertos generosos y diversos invitan a encuentros e intercambios espontáneos.



Comparte: